Fundas reusables por el ambiente
 
CORPORACIÓN FAVORITA.- Esta organización desarrolla una campaña para promover el uso de fundas reusables. En el último trimestre del 2015 se dejaron de utilizar tres millones de fundas plásticas.
 
La Alianza para el Emprendimiento y la Innovación (AEI), a través de su división AEI Innova, y el Semanario LÍDERES presentan Casos de Innovación Empresarial. Una de esas firmas que ha desarrollado una estrategia innovadora es Corporación Favorita.
 
Esta organización, que en el 2015 obtuvo ingresos totales por USD 2 467 millones, desarrolla la campaña: ‘Usemos Siempre Fundas Reusables'. Andrés Gómez de la Torre, subgerente de Desarrollo Sustentable de la Corporación, explica que la campaña fue desarrollada a partir de la necesidad de contribuir al cuidado del ambiente por medio de la disminución del uso de fundas plásticas, en el momento de empacar las compras en los supermercados.
 
Cifras que maneja la Corporación, con base en datos del Ministerio del Ambiente (MAE), señalan que en Europa el promedio de consumo de fundas plásticas oscila entre 250 y 280 por persona; mientras que en Sudamérica bordea entre 200 y 250, al año.
 
Las primeras acciones
Desde el 2008, la Corporación identificó la necesidad de crear conciencia en el cliente y reducir el uso de fundas. Por este motivo, explica Gómez de la Torre, se diseñaron las fundas plásticas oxo-biodegradables que, a pesar de ser plásticas, están elaboradas con materiales que se degradan en condiciones de temperatura y humedad. A partir del 2009, la firma promueve el uso de las fundas de tela reusables. Un estudio realizado por el MAE en el 2013 y publicado en el 2014 (ver gráfico), señala que en el Ecuador apenas el 8,3% de las fundas que se distribuyen en actividades comerciales son oxo-biodegradables.
 
Los aciertos y errores
La campaña en un principio se pensó que con su lanzamiento los clientes utilizarán fundas reusables inmediatamente, pero se intensificó la campaña de recordación, para que no se olviden las fundas en la casa o en el vehículo. Además, se debe capacitar a los cajeros en el mensaje que deben entregar a los clientes para sensibilizarlos, algo que en un principio no se tomó en consideración. "Es un programa que debe mante- nerse en el tiempo, hasta lograr el cambio de hábito en la sociedad".
 
Otros actores en el proceso
Para afianzar el objetivo de ‘crear conciencia sobre la importancia que tiene la disminución del uso de fundas plásticas, mediante la reutilización de fundas', la Corporación, conjuntamente con el Ministerio del Ambiente y la Fundación The Nature Conser- vancy (TNC), iniciaron en julio del 2013 la campaña Fundas reusables, que fue lanzada en el marco de la II Cumbre Internacional de Medio Ambiente en Guayaquil.
 
Por cada bolsa reusable adquirida en los locales de la firma, los clientes recibieron una ‘ecomoneda', que representa el valor de no utilizar una funda plástica. Al final se recaudaron USD 30 000 y se entregó el 50% a TNC, para la conservación de las fuentes de agua y del hábitat del jaguar de la Costa, y el 50% al MAE, para la conservación de áreas protegidas.
 

En el 2008, la Corporación impulsó una campaña con la Cartera de Ambiente y The Nature Conservancy, en la que se entregaban ecomonedas.

 
 
Resultados de la campaña
El año anterior se intensificó la campaña Usemos Siempre Fundas Reusables, con lo cual se han llegado a comercializar 632 402 fundas reusables. En esa gestión se involucraron directamente las áreas de mercadeo, administración y corporativo. Solo en el último trimestre del 2015 se vendieron más de 300 000 fundas reusables. Con el apoyo e involucramiento de los colaboradores en los locales de supermercados.
Además, a finales del año pasado se incentivó a los cajeros, para un concurso interno.
 
Los tres mejores vendedores (Josselyn Córdova, con 8 322 fundas, Roberth Cedeño, con 5 916 y Doménica Sánchez, con 4 781) recibieron de premio un viaje a Galápagos.
 
La producción de fundas
La firma Flexiplast es la encargada de la producción de las fundas reusables, hechas con polipropileno no tejido. En una máquina importada desde Taiwán (que mantiene una producción actual de 34 fundas por minuto) se elaboran hasta 20 000 fundas mensuales, con la materia prima que la provee la firma Noperti, explica la gerenta de Aseguramiento de Calidad de la empresa, Ana Uquillas. La ejecutiva añade que una de las pruebas para medir la resistencia de las fundas, que además son lavables, es colocar seis botellas de gaseosa, de tres litros cada una, que almacenan un peso total de 18 kilogramos. La resistencia se mide transportando esa funda por una distancia de 100 metros, que es el promedio del trayecto entre un supermercado al auto del cliente. Flexiplast tiene certificación ISO-9001 y BPM.
 
Fuentes: Ministerio del Ambiente y corporación Favoritaecomonedas.
RedacciónQuito (I) redaccion@revistalideres.ec